Categoría: Circulación Comentarios: 0

7 consejos para decir adiós a las piernas cansadas

Las altas temperaturas y la baja presión atmosférica pueden provocar una dilatación de las venas y empeorar el retorno de sangre al corazón. Esto es bastante habitual en esta época del año y nos deja la sensación de unas piernas cansadas y pesadas, tobillos ensanchados y dolor o picor en várices. Y estos síntomas solo se van acentuando con el paso de los años.

Pero entonces, ¿cómo mejoramos la circulación en las piernas? Aquí te dejamos 7 consejos:

Evita permanecer sentado o de pie por mucho tiempo. 

Si tu trabajo te exige que estés de pie durante largos períodos de tiempo, existe la posibilidad de que esto afecte a la circulación en tus piernas. Si notas las piernas pesadas o los tobillos ensanchados, prueba a usar medias de compresión y un calzado cómodo y no ajustado. Si por el contrario tienes un trabajo de escritorio y pasas muchas horas en una silla, procura tomarte unos minutos cada media hora, ponerte de pie y estirar las piernas para favorecer la circulación.

Sigue una dieta equilibrada.

Nuestra dieta es muy importante en todos los aspectos de nuestra salud. Te recomendamos bajar el consumo de sal, incluir alimentos ricos en fibra, evitar los ultra procesados y alimentos fritos. Si la comida te sabe sosa, prueba a incorporar hierbas aromáticas.

Usa ropa holgada y cómoda.

Los pantalones ajustados, el calzado estrecho, las fajas o cinturones pueden empeorar tus problemas de circulación. Evítalos y opta por vestimenta más cómoda y holgada.

Bebe suficiente agua.

No te olvides de beber suficiente agua, no esperes a tener sed. Por lo menos hay que beber 2 litros de agua al día.

El ejercicio es un gran aliado contra las piernas cansadas.

Ejercítate. 

Una caminata o ejercicios aeróbicos desde tan solo 30 minutos al día favorecerán la circulación.

Pon los pies en alto.

Permanecer con las piernas en alto te dará una sensación de alivio en las piernas al permitir que la sangre circule.

Masajea las piernas con una crema o gel vasodilatador.

Un masaje con una crema vasodilatadora hará que notes la diferencia rápidamente. Guarda el envase en la nevera y aplica con movimientos circulares de los tobillos a la cadera. Para una ayuda más efectiva, os recomendamos la línea Venalight Plus de Plameca. Complementa la aplicación del gel con los comprimidos y viales para ver un cambio más rápido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Has añadido éste artículo a tu carrito.:

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad